BLOGEmprendimientoNegocios OnlineNomada digital

La Verdad Sobre Iniciar un Negocio Online – 7 errores que debes evitar al dar el gran paso

Publicado el

Era Julio 2014 y acababa de regresar a mi país luego de haber vivido en Nueva York por cinco años. Hacía meses que me había interesado por el mundillo del emprendimiento gracias a libros como La Semana Laboral de 4 Horas y Padre Rico Padre Pobre, y me atraía la idea de iniciar un negocio online.

Además, formaba parte de una comunidad de mentes inquietas y soñadores que estaban creando su propio negocio como afiliados de una empresa de marketing multinivel.

Sin embargo, poco tiempo después me fui dando cuenta de que, aunque me aportaba mucho valor ser parte de esta comunidad y asistir a las charlas de emprendimiento y desarrollo personal que ésta organizaba, realmente lo que quería era crear algo por mí misma.

Quería empezar un negocio por Internet que me permitiese ayudar a muchísimas personas mientras trabajaba desde cualquier parte del mundo.

Por esa razón (y otras más) decidí abandonar ese ambiente y comenzar sola mi camino hacia el emprendimiento digital.

iniciar un negocio online

Por qué decidí iniciar un negocio online

A diferencia de muchos emprendedores digitales, que saltan al mundo del emprendimiento porque están cansados de sus trabajos de 9 a 5 y de sus jefes, yo nunca pasé por eso, ya que desde siempre SUPE que no quería ser empleada de nadie ni mucho menos odiar a mi jefe, cosa que me encuentro muy triste.

Siempre leía las historias de los emprendedores y blogueros que seguía y la mayoría empezaron sus negocios online porque querían “despedir a su jefe”. Muy bien por ellos que ese era su propósito y lo consiguieron, pero mi objetivo con iniciar un negocio online nunca fue ese, sino uno muy distinto.

Quería dedicar mi tiempo a mis pasiones como actuar, viajar, y servir.

Comencé a investigar por Internet cómo empezar un negocio online y me encontré con un sinnúmero de blogs de habla inglesa que me explicaban cómo hacerlo.

Estaba tan desesperada por ganar dinero por Internet que me suscribí a la primera empresa que encontré, una de marketing de afiliación, la cual me prometía formarme y al mismo tiempo ayudarme a crear un negocio online desde cero si me afiliaba a ella con un pago mensual.

Por suerte no fue una estafa, ya que allí aprendí mucho, y fue mi primera formación como emprendedora digital y donde gané mi primer dolar online. Literalmente fue un dolar, ¡jaja! 

Gracias a esa experiencia creé mis primeras dos páginas web, ambas en inglés, con las cuales tuve mi primer contacto con WordPress

Sin embargo… no tenía idea de qué hacer o de cómo mantener o monetizar las páginas. Ya las tenía, ¿y ahora qué?

Escribía de vez en cuando en el blog, pero no sabía nada de SEO, ni de mi lector idealni de email marketing y mucho menos de crear hábitos para el éxito.

Pensaba que con solo tener un sueño, un blog y uno que otro enlace de afiliado iba a generar dinero para poder vivir. 

Todos hemos pasado por ahí cuando comenzamos algo nuevo, como crear un negocio por Internet.

¡Todos hemos sido novatos alguna vez!

Y por eso no me averguenzo de esto ya que el fracaso es lo que nos permite aprender y crecer para verdaderamente poder crear algo rentable.

¿Qué necesito para iniciar un negocio online?

Puede que creas que para montar un negocio por Internet solo necesitas conocimiento, ganas y un poco de dinero para invertir, pero ese no es el caso, ya que como todo negocio, un proyecto online requiere de muchas habilidades tanto técnicas como mentales y emocionales.

Para empezar un negocio online tienes que tener en cuenta estas claves fundamentales:

    1.  Tu mentalidad

Para crear un negocio en línea, o cualquier negocio desde cero, necesitas cambiar de mentalidad, o mejor dicho, activar tu “chip” emprendedor. Yo pienso que todos tenemos la capacidad de ser emprendedores, solo que algunos nunca activan su “chip” por miedo o por falta de motivación.

La manera en que piensas lo es todo a la hora de crear algo por ti mismo. Tú puedes tener el deseo de empezar algo por varios motivos, como por ejemplo, porque quieres tener más libertad, quieres renunciar al trabajo, o quieres pasar más tiempo con tu familia, pero de nada sirve si no empiezas gracias a una mentalidad debil.

{{En este post te explico cómo crear una mentalidad de éxtio}}.

Una vez logres una mentalidad de éxito, será mucho más fácil empezar tu propio negocio porque habrás conseguido creer en ti y en lo que eres capaz de lograr. Esa es la importancia de tener una mentalidad fuerte y sana, la fe.

El creer y saber que nada es imposible es lo primero que te impulsará a empezar.

   2. Tu propósito

¿Por qué quieres emprender? ¿Qué es eso que te mueve? ¿Acaso es poder ayudar a tu familia, crear algo por ti misma, poder viajar el mundo sin estar atado a una locación, o ser dueño de tu tiempo?

Todos tenemos un “why” (un “por qué”) que nos mueve y nos hace levantarnos cada mañana con muchas ganas y mucha motivación.

Para darte un ejemplo, mi “why” con mi negocio online es poder ayudar a miles de personas a cambiar de mentalidad para que puedan vivir su propio estilo de vida, mientras trabajo desde cualquier parte del mundo y dedico tiempo a mis pasiones.

Esa es mi motivación que me empuja a seguir adelante.

Quiero poder viajar sin fecha de regreso, tomarme años sabáticos de vez en cuando para seguir creciendo, dar charlas en conferencias sobre emprendimiento digital y crecimiento personal, retomar mi amor por el arte de la actuación y coger clases cuando guste, crear una academia de arte y consciencia para niños, y todo esto mientras aporto valor y ayudo a más personas a alcanzar su estilo de vida deseado.

Simon Sinek, autor de Start With Why y Find Your Why nos comenta que las mejores organizaciones explican y venden su “why” primero, el cual utilizan para inspirar a otros, porque la gente no compra lo que haces, la gente compra el por qué lo haces.

La gente no compra lo que haces, la gente compra el por qué lo haces. Clic para tuitear

Y esa es la idea detrás del “por qué” de las cosas. Debes conocer tu por qué, ese propósito personal que solo tú sabes, para que la motivación que necesitas al comenzar e impulsar tu negocio online nunca te falte.

     3. Objetivos SMART

Para realizar cualquier proyecto o lograr cualquier cosa en la vida necesitas tener un objetivo. Y con esto no me refiero a una simple meta como: “Quiero ser millonario”, o “Quiero viajar por el mundo”. Nop.

Un objetivo debe ser SMART (específico, medible, alcanzable, relevante y con un tiempo determinado).

Te pongo dos ejemplos de objetivos míos, para que entiendas mejor:

  • Escribir como autora invitada en 3 blogs de renombre antes de enero 17, 2018.
  • Para febrero 7, 2018, aumentar un 50% el número de suscriptores de mi lista de correos.

Observa cómo estos objetivos se rigen por un verbo fuerte y una fecha determinada, lo que lo hace específico, medible, alcanzable, relevante y con tiempo determinado.

Ahora te toca a ti, ¿cuáles son 3 objetivos SMART que te propones alcanzar con tu negocio online? Compártelos en un comentario y así lo dejas escrito 😉

   4. Tácticas y Estrategias 

Aunque van de la mano, es importante que entiendas la diferencia entre estrategia y táctica, para que puedas seguir un plan de acción.

Una estrategia es el conjunto de acciones que vas a realizar para lograr algo determinado. Por ejemplo, si tu objetivo es aumentar tus seguidores de Instagram un 20% antes de Marzo 2018, vas a seguir un conjunto de decisiones y acciones que te permitirán lograr ese objetivo.

Una táctica es la manera en que vas a seguir tu estrategia, o el sistema o método que vas a llevar a cabo. Las tácticas aplican para tareas concretas o puntuales que forman parte de la estrategia.

La estrategia es global, la táctica es específica. A continuación te pongo un ejemplo:

Objetivo: Aumentar mis seguidores de Instagram un 20% antes de Marzo 2018

Estrategia: Crear un calendario editorial y seguirlo.

Tácticas: Publicar 4 veces por semana, haciendo uso de #hashtags relevantes y comentando en las imágenes de las cuentas en mi nicho.

Tener una estrategia y tácticas para cada objetivo es importante a la hora de empezar un negocio por Internet, ya que necesitas seguir un plan de acción. Es muy bonito leer y generar ideas pero de nada sirve si no lo llevas a la práctica, y las tácticas y estrategias te ayudan a hacerlo. 

Bueno ya, vamos al grano. A continuación comparto contigo 7 errores que yo cometí al empezar mi viaje como emprendedora digital para que te ahorres tiempo y dinero y lo hagas correctamente.

7 Errores que cometí (y que debes evitar) al iniciar un negocio online

*Nota: Hay todo tipo de negocios digitales, pero en este caso te hablaré de uno que incluya un blog, ya que es con el que tengo experiencia y conocimiento.

1. No tomar cursos de formación

No formarme al principio de mi viaje emprendedor fue uno de los primeros errores que cometí, ya que al no haberlo hecho, no sabía por dónde empezar ni cuáles pasos seguir.

Lo hacía a mi manera, según lo que iba leyendo gratuitamente, y definitivamente creo que el no educarme con la gente que sí sabía lo que hacía fue lo que hizo que mis primeros proyectos online fracasaran.

No tenía consistencia, pensaba que algún día alguien encontraría mi blog y compraría uno de los productos a través de mis enlaces afiliados y ya eso se convertiría en mi fuente de ingresos. 

Y esto es lo que se le llama ignorancia amiga.

Solo había aprendido a hacer la parte técnica, como comprar un dominio y enlazarlo a mi proveedor de hosting, instalar WordPress y diseñar mi web a base de plantillas gratuitas.

Pero no tenía IDEA de marketing, ni de publicidad online, ni de estrategia ni de nada, como a lo mejor te pasa a ti.

Tal vez sepas un poco de marketing y publicidad online porque lo has estudiado en la universidad o lo has aprendido por ahí, pero déjame decirte que toda la teoría no sirve de nada si no lo experimentas por ti mismo.

La teoría no sirve de nada si no lo experimentas por ti mismo. Clic para tuitear

Al principio pensaba que la única manera de ganar ingresos por Internet era a través de la publicidad de Google Adwords y de marketing de afiliación, imagínate.

¡Nisiquiera sabía que era eso de los infoproductos!

Tenía algo de conocimiento de las redes sociales y le había creado una cuenta a uno de mis proyectos, la cual comenzó a ganar seguidores muy rápido, pero eso no me trajo ningún beneficio porque no tenía un objetivo ni una estrategia en concreto.

Así que poco a poco me fui desmotivando y fui dejando pasar el tiempo, hasta que mis dominios se vencieron y pausé por un tiempo mis deseos de crear un negocio online.

Ya luego cuando decidí tomar mi emprendimiento en serio, lo primero que hice fue comprar el curso de Reseñas de Antonio G., creador de Inteligencia Viajera.

Con este curso aprendí cómo hacer reseñas de una manera inteligente y cómo optimizarlas para la conversión, dígase, para que te compen los productos que estás recomendando.

{{Échale un vistazo al curso de Reseñas y conoce sus beneficios}}.

Consumir contenido gratuito está genial, siempre y cuando lo complementes con uno de pago. ¿Sabes por qué? Porque lo valorarás más. La gente no valora lo que es gratis

iniciar un negocio online

Mira por ejemplo la diferencia entre un curso gratuito y uno de pago. Si es gratuito, lo más probable es que lo dejes por la mitad, o no le pongas tantas ganas y disciplina como lo hicieras con uno de pago. Al haber comprado un curso, ya sientes un compromiso de realizarlo completo y de verdaderamente aprender del mismo.

También, cuando nos formamos con personas que han logrado lo que queremos lograr, tenemos la oportunidad de replicarlos, de copiar su método o su manera de hacer las cosas.

Con el tiempo y la experiencia he aprendido que si no nos educamos adecuadamente, pues seguiremos haciendo las cosas sin saber lo que estamos haciendo, y por ende, perdiendo el tiempo. Y eso es lo peor que nos puede pasar.

2. No saber quién es mi lector o cliente ideal

Lo más importante que debemos saber al iniciar un negocio online es quién es nuestra audiencia.

Cuando empezamos un blog por ejemplo, es normal que escribamos lo que a nuestro ego le apetezca, pero no nos damos cuenta de que realmente estamos escribiendo para nosotros mismos y no para alguien en específico.

Esto está muy bien si queremos tratar nuestro blog como un diario o una plataforma donde dejar escritas nuestras ideas y pensamientos, pero si queremos tener un blog profesional o un negocio online y vivir de él, tenemos que saber para quién escribimos o para quién es lo que ofrecemos.

Para saber quién es tu cliente ideal debes crear “buyer personas”. Estos son arquetipos de tu cliente ideal, o personajes ficticios que construyes para identificar esas personas que te interesa que consuman tu contenido.

En este caso eres tú quien elige a tu cliente en vez del cliente elegirte a ti.

¿Está increíble poder elegir a la persona con quien te interesa trabajar en vez de ellas elegirte a ti, ¿no?

Pues esa es una de las ventajas de crear a tus “buyer personas”.

¿Cómo crear a tu perfil ideal?

Para crear a un arquetipo de cliente lo primero que debes hacer es ponerle un nombre y una imagen. Para esto yo le creo un nombre y busco una foto en Google de esa persona que me imagino.

Luego de que tengas estos datos debes saber:

  1. Su sexo y edad
  2. Locaciión geográfica
  3. Cuánto dinero gana al mes
  4. Su Profesión
  5. Situación familiar
  6. Hábitos y pasiones
  7. Características personales

Yo realizo este ejercicio cuando quiero identificar a mi cliente ideal. Esto me ayuda muchísimo a la hora de escribir o crear un producto o servicio para esa persona.

3. No investigar mi mercado

Investigar tu mercado es primordial si quieres iniciar un negocio por Internet. Las ventajas de crear un negocio online es que puedes hacerlo partiendo desde tu pasión o tu mayor área de interés en la vida, siempre y cuando este tema tenga ya un mercado existente.

Por ejemplo, si te gustaría montar un negocio online sobre vehículos, debes investigar si ya hay creadores de contenido acerca de este tema en la Red. Una vez encuentres a esos proyectos online de referencia, lo ideal sería hacer una lista de los más relevantes y estudiar no solo su manera de hacer las cosas sino también su audiencia.

Una manera de estudiar la audiencia es leer los comentarios que los usuarios dejan en los blogs. Así puedes descubrir cómo piensan, qué les preocupa, o qué les apasiona.

Para la investigación de mercados online existen varias herramientas que te ayudarán a identificar los problemas de tu audiencia y a escuchar lo que dicen. Una de las herramientas más conocidas para escuchar a tu audiencia es Google Trends.

Otra manera en la que puedes hacer una investigación de mercado a través del mismo Google, escribiendo en el buscador las palabras claves que piensas que tu cliente ideal pondría.

Al escribir una keyword en específica, por ejemplo, “Cuál coche comprar en 2017”, Google te dará otras sugerencias de keywords que los usuarios están buscando relacionadas a ese mismo tema, lo que te ayudará muchísimo a estudiar las necesidades o problemas de tu público objetivo.

Ahora, supongamos que tu pasión son las plantas, y te gustaría crear un negocio online basado en ayudar a personas a cuidar de las plantas, pero cuando vas a Internet a investigar el mercado no encuentras proyectos de este tipo. Pues en ese momento ya te habrás dado cuenta que tu proyecto no será rentable.

Para que un negocio sea rentable en Internet debe existir un mercado. (También pudieses crear un mercado pero ya de eso hablaremos en otra ocasión).

4. No definir mi modelo de negocio

Es muy tentativo pensar: “Voy a empezar con un blog y luego averiguo cómo y qué voy a vender”.

Muchas personas empiezan así, sin un modelo de negocio en mente, pero esto es algo que debes evitar desde el principio, ya que es importante que tengas un objetivo o al menos una idea de lo que te gustaría ofrecerles a tu público.

Cuando empecé a emprender por Internet con mis dos primeros proyectos online, no tenía idea de lo que iba a vender, por lo que cada día me levantaba y empezaba a escribir en el blog o intentaba crecer la cuenta de Instagram sin siquiera tener en mente un producto o un servicio.

Mi modelo de negocio en la actualidad, por ejemplo, se basa en la venta de productos afiliados como también en la de mis servicios, y próximamente en la de mis propios infoproductos. [Estoy creando un curso super cool, pero shh no se lo cuentes a nadie aún, ya te dejaré saber;)]

Desde que empecé con este proyecto sabía desde el principio el tipo de contenido que quería crear y por lo menos una idea de lo que quería vender y de cómo lo iba a hacer.

No tienes que saber exactamente lo que vas a vender desde el principio, porque eso lo puedes averiguar cuando sepas el problema principal que tu audiencia quiere solucionar, pero sí debes tener por lo menos una idea del tipo de producto o servicio que quieres ofrecer y saber de qué manera lo vas a vender.

A diferencia de cuando viajas que es bonito dejarte llevar, al iniciar un negocio online debes ser muy concreto, por lo que definir objetivos, crear estrategias y planificar son claves esenciales para su éxito.

5. No tener lista de correos

Cuando inicié mi aventura hacia el emprendimiento digital, no tenía idea de lo que era el email marketing y por ende, no tenía configurado ningún formulario de suscripción en ninguno de mis proyectos online.

¡Nisiquiera sabía para qué existían!

Si, veía que otros blogueros lo tenían pero pensaba que era únicamente para enviar newsletters a sus sucriptrores, sin embargo, no conocía el verdadero poder de esta estrategia.

Luego de que descubrí la importancia y el propósito de tener una estrategia de email marketing y cómo implementar el storytelling en ella, con un libro titulado DotCom Secrets de Russel Brunson, y con trainings como el de Javier Barros, la historia fue otra.

Te recomiendo que si estás pensando iniciar un negocio online o ya has empezado tu proyecto y no sabes cómo impulsarlo, te formes en este tema y crees tu primera estrategia de email marketing.

Si lo haces bien, no hay manera de que no notes el cambio 😉

6. No hacer guest posting

Una de las maneras más efectivas para darte a conocer en el mundo online es hacer guest posts, escribir como autor invitado en otros blogs, preferiblemente de renombre. Es una forma no solo de dar a conocer tu proyecto, sino también de triplicar tus visitas.

Obviamente cuando empecé tampoco tenía idea de lo que era esto. Fue cuando decidí verdaderamente iniciar un negocio online y tratarlo como un negocio y no como un hobby que aprendí la importancia de hacer guest posting.

Ya había leído algunos artículos acerca del tema pero aún seguía sin aprender cómo escribirlos o de qué forma contactar a los creadores de esos blogs donde me interesaba colaborar.

No fue hasta que tomé el curso de Triplica tus Visitas de Antonio G., que realmente aprendí cómo hacer buen uso de esta estrategia de principio a fin. 

Gracias a este curso aprendí cuáles blogs ofrecen la oportunidad de hacer guest posting y cómo hacerles mi propuesta.

En el mundo de los negocios todo es networking y todo es estrategia, por lo que deberías saber de qué manera contactar a los emprendedores que ya están “arriba” y no hacerlo “a lo loco”.

Haciendo guest posting, lograrás no solo hacer networking con ese emprendedor de renombre, sino también que la audiencia de ese blog se fije en ti y visite tu proyecto, lo que te dará la posibilidad en que se conviertan en tus sucriptores, y por ende, en tu audiencia.

7. Desesperarme

Emprender un negocio por Internet es un proceso que puede traer muchos beneficios a tu vida, pero tampoco es un camino fácil ni rápido.

Va a estar lleno de obstáculos y de momentos bajos, por lo que es importante que nuestro proyecto sea sobre algo que nos apasione, y sobretodo, que tengamos un “why” muy fuerte.

Una de las razones por las que mis primeros proyectos online fracasaron fue porque quería hacerlo rápido y cuando algo me salía mal, me desesperaba y lo dejaba ahí.

Al iniciar un negocio online es fundamental disfrutar de los momenos tanto malos como buenos, disfrutar del viaje, y tener paciencia cuando no conseguimos los resultados esperados.

Algo que me ha ayudado muchísimo en no desesperarme y disfrutar cada paso con mi negocio ha sido mi espiritualidad. Para mí es muy importante que un emprendedor sea espiritual, ya que esto nos permite enfocarnos en el momento presente y no dejarnos caer cuando algo sale mal.

Conclusión

Si tuviera que empezar de nuevo mi viaje emprendedor, definitivamente empezaría por tomar en cuenta los puntos que te mencioné arriba y luego intentaría evitar los errores que cometí cuando emprendí por Internet por primera vez. 

A todo esto hay una sola cosa que le agregaría, y es el miedo a vender que muchos tenemos cuando empezamos. En este proceso emprendedor he aprendido que vender no es malo, sino todo lo contrario. 

Vender es un win-win (gana-gana) porque cuando vendemos gana tanto el que vende como el que compra. El que compra tu producto está resolviendo un problema o ganando la información necesaria para satisfacer una necesidad, y esto lo debes tener muy claro a la hora de iniciar un negocio online.

Es importante que te quites el miedo a vender o las connotaciones negativas que puedas tener acerca del tema, ya que vender es la acción más importante que vas a ejecutar en todo tu proceso como emprendedor digital.


Espero qe estas ideas te hayan quedado claras y sobretodo que te hayan aportado el valor que necesitabas para empezar tu primer proyecto online.

Para finalizar, me gustaría saber cuál es tu propósito con convertirte en un emprendedor digital. ¿Cuál es tu “why”?

Te agradecería que lo compartas en un comentario para que así más personas se insipiren a crear sus propios negocios digitales.


¿Quieres emprender por Internet? Descarga gratis el eBook “Cómo empezar tu primer proyecto online” y ¡empieza ya!

* indicates required


Facebook Comments

Gaby G. Periche

Gaby es una emprendedora digital, apasionada por los viajes, el arte, la cultura, los niños, y el Yoga. Ayuda a almas libres a desarrollarse personal y profesionalmente a través de la creación de un negocio digital, con la misión de que puedan construir su estilo de vida deseado.

Y tú, ¿qué piensas? Vamos, deja un comentario, ¡quiero escucharte!