BLOGCrecimiento personalEspiritualidadNomada digitalViajes

Un año acaba, otro empieza – Reflexiones 2017 y Objetivos 2018

Publicado el

Viajando. Así fue que acabé mi 2016 y empecé mi 2017. 

Estaba en una de las ciudades más hermosas que mis ojos han tenido la dicha de ver.

Roma.

Y no solo eso, estaba con mis dos grandes hermanas de vida, mis mejores amigas Gina y Stephanie.

Era mi primera Navidad fuera de casa, y no te voy a mentir, aunque sabía que echaría de menos a mi familia en esas fechas, la idea de pasármela viajando vencía cualquier sentimiento de melancolía o nostalgia.

Y es que estaba descubriendo emociones y cualidades que aún no había experimentado viajando.

Asombro, al ver calles y edificios tan bonitos que no me dejaban cerrar la boca.

Sensibilidad al apreciar tanto arte que me hacía sentir tantas cosas, no solo en museos, sino también en la calle.

Aceptación al abrazar lo desconocido mientras viajaba sin planificar y dejando que la serendipia guíe mi camino.

Y sobretodo gratitud, ya que no había mejor lugar y mejor compañía con quien compartir esos momentos que estaba viviendo por primera vez.

Fue en esa ciudad donde escribí mis deseos y objetivos para el año entrante en un papel junto a mis mejores amigas, anhelos que se han materializado durante el transcurso de los meses de 2017.

Entre ellos se encontraban, en lo personal, olvidar y superar a mi ex pareja y descubrir el amor y la paz que habita en mí, y en lo profesional, publicar un libro y sacar a la luz mi proyecto personal, Viaja y Emprende.

Este viaje a Italia, el cual incluyó la visita también a la bella ciudad de Florencia, marcó el principio del fin de la inestabilidad emocional y profesional que había sufrido el año anterior. Me hizo ver que el mundo es muy grande y que hay mejores cosas y situaciones en las que invertir tu tiempo y energía. 

Mi año comenzó con buen pie. 

Al llegar a Madrid a principios de enero, inicíe junto a mi mejor amiga un programa de Yoga en casa de treinta días, y nos hizo tan bien que luego empezamos otro, y luego otro.

El Yoga ya era parte de mi vida, pero hacer un programa como este, diario, con una excelente maestra, y poniéndole una intención distinta a cada clase, cambió la manera en la que practicaba.

Practicar Yoga se convirtió en un hábito en mi vida, y me hizo ver la importancia de crear hábitos saludables.

Esta práctica me ha enseñado tanto, y por eso se la recomiendo a todo el mundo, sin importar su religión, filosofía o creencia, ya que Yoga no se trata de eso, sino de amor y compasión, y el amor es un lenguaje universal.

Los siguientes meses seguí creciendo espiritual y personalmente, a través de experiencias, lecturas y personas. Conocí lugares nuevos, personas que de una manera u otra me han enseñado e influenciado positivamente, y mensajes en libros que me han ayudado a abrir los ojos, a despertar.

Uno de esos libros fue El Poder del Ahora de Eckhart Tolle. Una de esas personas fue alguien que se convirtió en un gran amigo y compañero de Yoga, y una de esas experiencias fue la oportunidad de enseñar a los más pequeños.

6 lecciones fundamentales que aprendí en 2017

          1. El ahora es  lo único que existe

¿Te has preguntado alguna vez por qué la mayoría de las personas no se sienten satisfechas con sus vidas?

La única razón por la que las personas se mantienen en un estado de insatisfacción es porque viven en el pasado o en el futuro, ignorando por completo el momento presente, lo único que verdaderamente existe.

Cuando no vivimos en el momento presente nuestra mente tiende a divagar y a hacer suposiciones, a construir historias en nuestras cabezas, ya sea acerca del futuro o influenciadas por el pasado.

Esto lo que conduce es a que nos volvamos víctimas de nuestros propios pensamientos.  Lo único que podemos hacer para vivir el presente es prestarle toda nuestra atención y ​aceptarlo tal y como e​s.

Un ejercicio práctico para hacer esto es concentrarnos en las actividades cotidianas o hábitos que usualmente practicamos, como por ejemplo, lavarnos las manos o comer.

Esto también aplica a cualquier emoción que estemos sintiendo en el momento presente, ya sea de dolor o de placer. Debemos identificar lo que estamos sintiendo, y admitirlo.

Hacerte intensamente consciente del momento presente es sumamente satisfactorio ya que te ofrece una paz plena. De esa manera retiras la conciencia del “ruido” de tu mente y creas una “brecha” ​sin mente, en la que estás alerta y consciente, pero no estás pensando​.

A​ ​ esto también se le llama mindfulness y es la esencia de la meditación.

Es imposible al mismo tiempo ser infeliz y estar completamente presente en el Ahora. 

Siempre di que SÍ al momento presente. Es la única verdad.

            2. No somos nuestra mente

La mente, si utilizada correctamente, puede ser un instrumento magnífico. Sin embargo, si la
utilizamos inadecuadamente, esta puede llegar a ser muy destructiva. En pocas palabras, generalmente no eres tú quien utiliza tu mente, sino ella a ti.

Pero para comenzar a dominarla y a quitarle poder, debes estar consciente de que tú no eres tus
pensamientos, tu ego lo es. Esa voz que oyes pertenece a una mente condicionada, a tu identificación con tu mente.

¿Y quién eres tú, si no eres tus pensamientos? Pues tu esencia, ese Ser Superior que llevas dentro.

Pero para que entiendas mejor, en términos de mundo físico, tú eres tu reacción a tus pensamientos, ya sean positivos o negativos.

Tú eres tu reacción a tus pensamientos. Clic para tuitear

Lo primero que tienes que hacer para liberarte de tu mente es escuchar la voz de tu cabeza, y hacerlo todas las veces que puedas. Si, así mismo.

Nunca debes ignorar esa “voz” por más negativa y repetitiva que sea, ya que poniéndole toda tu atención y aceptando ese pensamiento sin juzgar, le quitas su poder absoluto . Haciendo esto te adueñas automáticamente de tu mente ya que estás consciente de lo que está ocurriendo en el momento.

No se trata de evadir o ignorar los momentos, sentimientos o pensamientos negativos, sino de aceptarlos sin resistirte, así no tendrás que luchar con tu mente, la cual a veces puede ser más fuerte que tú.

Yo sé que es fácil decirlo, pero a continuación te muestro dos ejercicios prácticos que puedes hacer para dejar de identificarte con tu mente.

  • Observa tus pensamientos. Imagínate que te sales de tu cuerpo y observas a esa persona (tú) que está ahí pensando. Deja los pensamientos ir y venir, uno a uno, sin juzgarlos. Al hacer esto estás siendo consciente de tu propia presencia, lo que te abre las puertas hacia otro nivel de consciencia.
  • El otro ejercicio que te propongo es el de toda la vida: Respirar. La respiración es un sanador natural, y al respirar conscientemente, estás manteniéndote en total presencia, lo que no permite que tu mente empiece a divagar.

      3. Lo único constante en la vida es el cambio

¿Por que resistirse o temerle al cambio, si es lo único que no va a cambiar?

El cambio va a venir quieras o no. A veces eres tú quien creas el cambio, a base de hábitos y nuevas creencias, y otras veces el cambio se genera a través de situaciones de vida en las que tú no tienes control.

En cualquiera de los casos debemos aceptarlo con consciencia. A veces le tememos al cambio porque no sabemos qué va a pasar, porque nos sentimos que no tenemos el control.

Pero, ¿acaso te gustaría saber cómo va a ser exactamente tu vida a partir de hoy hasta el momento que te mueras? Pues no lo creo…

No estoy diciendo que no tomes riendas de tu vida. Los emprendedores creemos firmemente que somos los dueños de nuestro destino. Las decisiones que tomamos hoy pueden determinar nuestro mañana, y hacernos proyecciones del futuro no está mal.

Pero, debemos entender que a veces la vida nos sorprende, y eso está bien, por lo que debemos de abrazar la incertidumbre, lo desconocido. 

Esta idea la identifico mucho con viajar. Cuando viajo, por ejemplo, me gusta dejarme llevar y no planificar mucho. Permito que las personas y los lugares del viaje me propongan descubrir y hacer cosas nuevas y diferentes.

Sin embargo, hay veces que puedes desear un cambio enormemente, y ahí es cuando debes crearlo tú. Salte de tu zona de confort y crea ese nuevo hábito o intenta ese nuevo hobby.

          4. El dinero es solo una energía más

El dinero no es bueno ni malo. Es una herramienta y en nuestras manos está el uso que le demos.

Puede ser algo muy positivo si lo utilizamos para hacer un bien a nosotros mismos y/o a la humanidad. Para lograr abundancia en todos los sentidos en la vida, debemos sanar nuestra relación con el dinero . 

Yo era una de las primeras que veía el dinero como “algo malo”, porque estaba influenciada por las connotaciones negativas que la cultura y la sociedad me había impuesto. Pero luego entendí, que como el amor y el miedo, el dinero es una energía que fluye constantemente.

El dinero es una energia que fluye constantmente. Clic para tuitear

Como todos estamos hechos de energía, donde enfocamos nuestra atención es lo que crecerá, por eso es importante que si sientes negativamente acerca del dinero, elimines los pensamientos limitantes y de escasez ante el dinero, y que lo aceptes con amor .

Debes dejar que las energías fluyan para que obtengas la abundancia que deseas, y para esto debes trabajar tus bloqueos emocionales acerca del dinero.

Una manera de practicar esto es cada vez que creas que no “puedes” comprar algo. En vez de decir, “no puedo comprar esto”, o “no me da el dinero”, cambia las palabras por “Prefiero comprar esto en otra ocasión”, por ejemplo.

Debes sanar tu relación con el dinero como lo harías con cualquier otra relación que necesites en la vida. Debes respetar esa relación y dejarla libre, ya que es la que te permitirá lograr todo lo que desees en el mundo físico.

Mientras más sana nuestra relación con el dinero sea, más fácil se nos hará lograr el impacto que queremos crear.

        5. Las palabras son poderosas

No sé si te has dado cuenta, pero la palabra es la herramienta más poderosa que tiene un hombre, después de la mente.

La palabra tiene el poder de crear y destruir, de generar y cambiar estados de ánimo en nosotros mismos y en los demás. Y nosotros la damos por sentada, sin ser conscientes ni valorar su potencial.

La palabra tiene el poder de crear o destruir. Clic para tuitear

La palabra es magia, que cuando la utilizamos negativamente se puede convertir en “magia negra”, como expresa Don Miguel Ruiz, en su libro Los Cuatro Acuerdos.

¿Sabías que todo lo que hablas o haces vuelve hacia ti, ya sea positivo o negativo? Esto también pasa con las palabras.

Cada vez que utilizas tus palabras para agredir, en realidad te estás agrediendo a ti mismo. Esa negatividad que acabas de lanzar en contra de otra persona vuelve a ti, como un boomerang.

De igual modo, si utilizas tus palabras para expresar y ser amor , esa energía vuelve a ti, y te lo digo por experiencia. Por ejemplo, si cada día utilizas tus palabras para agradecer, ya te habrás dado cuenta de que vives en un estado de abundancia .

Debes utilizar las palabras apropiadamente. Utilizalas para compartir amor, y empieza por ti. Un ejercicio que puedes hacer es decirte a ti mismo que eres una persona maravillosa, que te amas, te aprecias y te aceptas tal y como eres.

Este ejercicio me ha funcionado a mí increíblemente. Con las palabras y afirmaciones que me digo a mí misma y a los demás, creo un ambiente de positividad, de alegría y de amor, donde sea que vaya.

Creo que esa es una de las razones por la cual muchas personas dicen que les gusta “mi vibra, mi energía”, porque de mi boca solo sale palabras que aportan valor.

Debemos ser impecables con nustras palabras y vivir bajo nuestros propios valores. Ser impecable es ir de acuerdo a ti mismo, no en contra. Todo lo que digas, creas o sientas que vaya en contra de ti, es un pecado y solo eres impecable cuando asumes la responsabilidad de tus actos, sin juzgarte ni culparte.

Debes hablar con integridad y no hablar en contra de ti mismo u otros, utilizando la palabra como vehículo para ir en dirección del amor, no en dirección opuesta.

6. Yo soy la persona más importante en mi vida

“¿Quién es la persona más importante en tu vida?”

Esta pregunta me la hizo por primera vez una coach hace poco menos de un año. Me estaba entrevistando para formar parte de su equipo de coaching para adolescentes y quería conocer mi nivel de inteligencia emocional.

Yo sin pensarlo dos veces dije “YO”.

Ella se sorprendió tanto de mi respuesta que me felicitó y duramos hablando sobre este tema por horas. Y es que no todo el mundo está consciente de que esta es la respuesta correcta, por lo que le dan ese papel tan importante a otras personas.

A lo mejor si te hiciera esa pregunta, me respondieras, “mi madre”, “mi pareja”, “mi mejor amigo”, o “mi hermana”, sin darte cuenta de que estas personas no serían nada tuyo sin TI.

No sé a ti, pero a mí me hace sentido común que yo sea la persona más importante en mi vida, y que tú la seas en la tuya.

¡Y es que sin ti no hay vida!

Si tu eres la única persona responsable de vivir y crear tu vida, ¿cómo le vas a dar esa responsabilidad tan grande a otra persona?

Luego que descubrí esa pregunta empecé a preguntarles a todos mis seres queridos, y hasta la publiqué en las redes sociales, para conocer cómo piensa la gente que me rodea.

Como te podrás imaginar, la mayoría de personas decían que la persona más importante en su vida era alguien más, y muy pocas decían que ellos mismos.

El momento en el que te empiezas a valorar como ser humano, tu mundo entero cambia para bien.

Esto no se trata de ser “egocéntrico” ni mucho menos. Se trata de apreciar la luz y el amor que hay en ti, de valorar lo que eres y el impacto que puedes generar en el mundo.

Si permites que otras personas mantengan un mayor poder que tú en tu vida, ¿cómo te vas a adueñar de ella?

Con estoy no estoy diciendo que solo debes pensar en ti y no en la humanidad, todo lo contrario. Quiero decir que al valorarte a ti y ponerte como el ser más importante en tu vida, tienes la capacidad de ayudar a cambiar positivamente otras.

Tú eres quien toma tus propias decisiones y ese poder no se lo debes de conceder a nadie. Darte cuenta de esta verdad te llevará muy lejos ya que no te permitirá ser afectado por las palabras o acciones que otros lanzen.

Serás inmune a la opinión de los demás, y sobretodo al apego, que es un arma letal.

Imagínatelo como una película. Tú eres el escritor, director y productor, y sin duda el protagonista de tu vida. Tú eres quien está en total control de la película de tu vida.

Todo depende de ti y en especial de cómo te sientes sobre ti. Cómo pienses, hables y te sientas sobre ti determinará si tu pelicula de vida será de aventura y diversión, o de tragedia.

Tú escribes tu propia historia, y por ende, puedes cambiar la historia que cuentas de ti a los demás.

Puedes cambiar la historia que cuentas de ti a los demás. Clic para tuitear

Toma control de como hablas de ti. Tú eres el heroe o heroina de tu vida. Trátate como tal.

12 objetivos principales para el año 2018: 6 personales y 6 profesionales

En lo personal:

  1. Asistir al retiro de profesorado de YOGA en Rishikesh, La India en Mayo y certificarme como instructora para poder enseñar a otras personas el amor que habita en ellas.
  2. Cuidar mi cuerpo y mente a base de ejercicios y dieta saludable, construyendo hábitos sanos e incorporándolos en mi día a día, como por ejemplo, no utilizar el móvil al despertarme y practicar mindfulness en todo lo que haga.
  3. Viajar más: Conocer España lo más que pueda y otros países de Europa y Asia.
  4. Hacer el Camino de Santiago en agosto/septiembre 2018.
  5. Volver al teatro. Me inscribiré en clases de actuación para reconectarme con este arte.
  6. Compartir y complementar mi amor con mi pareja e inspirar con mi ejemplo al cambio positivo en otros.

En lo profesional:

  1. Ayudar a 50 personas/clientes a desarrollar un negocio digital que les apasione y a diseñar su estilo de vida ideal, a través de mis servicios y productos.
  2. Lanzar mi primer infoproducto de pago a mediados de febrero 2018, un curso online que se venderá automáticamente.
  3. Alcanzar los 1500 suscriptores antes de finalizar el año.
  4. Dar por lo menos dos charlas acerca de crecimiento personal y/o emprendimiento digital en España o República Dominicana.
  5. Delegar tareas: Contratar a principios de año a una asistente virtual que me ayude con la gestión de mis proyectos.
  6. Hacer networking con otros emprendedores digitales, asistiendo a eventos de la índole y escribiendo como autora invitada en otros blogs de renombre, como el de Inteligencia Viajera y Vivir al Maximo.

3 cosas que puedes esperar de Viaja y Emprende este 2018

  1. Verás más de mí en vídeos. El vídeo es una excelente manera de contectar de lleno con las personas, y de poder transmitir los mensajes y enseñanzas que quieres. 
  2. Haré una publicación cada dos semanas.
  3. Crearé un podcast donde entrevistaré a emprendedores digitales, viajeros y personas que se han desarrollado personal y espiritualmente, con el fin de motivarte e inspirarte a que sigas tu propio camino de vida.

Lo demás surgirá a través de que el proyecto se vaya desallorrando.

Conclusión

Como podrás haberte dado cuenta, este año ha sido uno de mucho crecimiento en todos los ámbitos. Y eso fue una decisión que tomé al iniciar mi año 2017. Así como yo lo hice, si quieres crear un cambio en tu vida, tú lo puedes lograr también.

Todo depende de ti. De tu compromiso y deseo de generar cambio positivo, no solo en tu vida, sino también en la de los demás.

Recuerda, disfruta del proceso en el momento presente. Rodéate de personas de luz y amor. Enfrenta tus miedos y conoce tus objetivos. Haz trabajo que te apasiona, y nunca dejes de creer en ti. Arriésgate, que de eso se trata emprender, y sobretodo vivir.

Y por último, pero no menos importante, ACCIONADe nada sirven las ideas y el conocimiento si no lo pones en práctica.

Te quiero agradecer por estar ahí y por depositar tu confianza en mí, y desear que este año esté lleno de crecimiento, aprendizajes y bendiciones para ti.

Ahora te invito  que compartas tus reflexiones de 2017 o metas del próximo año. Recuerda que nuestros objetivos son más propensos a cumplirse si los dejamos escritos ;).

Facebook Comments

Gaby G. Periche

Gaby es una emprendedora digital, apasionada por los viajes, el arte, la cultura, los niños, y el Yoga. Ayuda a almas libres a desarrollarse personal y profesionalmente a través de la creación de un negocio digital, con la misión de que puedan construir su estilo de vida deseado.